Los gasómetros  de doble membrana aislados son la opción ideal cuando necesitamos disponer del almacenamiento de gas alejado de digestor donde estemos produciéndolo. Permiten ser instalados formando parte de la linea de gas o como un ramal. Capacidades estandarizadas desde 10 hasta 4000 metros cúbicos.